EMILIO ZURANO
Intelectual

El Pastorcico de Pulpí, ese fue el sobrenombre que recibió este hombre interesado por la cultura y la generalización de ésta, precisamente porque él no tuvo acceso en sus primeros años y fue autodidacta cuando aún pastoreaba. Emilio Zurano Muñoz nació en 1857 en el anejo de Pulpí llamado Benzal.

En 1880 una de sus creaciones la ve el director del Instituto Cardenal Cisneros de Madrid y le insta a que viaje hasta la capital para formarse. Pasada una década, ya con 24 años, obtiene el doctorado en Derecho. Su trabajo y su capacidad le llevan a ser vicepresidente durante años del Circulo Mercantil e Industrial de Madrid y después presidente de esta entidad. A pesar de proponerle que se presentara como diputado a las Cortes rehusó, aunque sí aceptó la Gran Cruz de Alfonso XII.

Emilio Zurano publicó los libros Higiene y educación de la voluntad, Consideraciones comerciales sobre España y Marruecos. El Pastorcico de Pulpí murió en el año 1943, sus restos descansan en la localidad que le dio nombre y le vio nacer.

Almerienses del siglo XX | Redacción ideal.es