ENCARNA SÁNCHEZ
Locutora de radio

Encarna Sánchez nació en 1940 en el municipio de Carboneras, aunque a los pocos años y después de la Guerra se traslada con su madre a la capital almeriense, mientras sus hermanos se buscan la vida en otras provincias. Su dura existencia en aquellos años y su anhelo por prosperar la hacía ser una alumna dispuesta a aprender cualquier cosa, partiendo de lo que ya recibía en el colegio al que asistía.

Su personalidad inquieta la llevó a formar parte del cuadro de arte de la Cruz Roja, además de incluso cantar al estilo de la época, el que imponía la famosa cantante Concha Piquer. Su primera relación con la radio fue como miembro del cuadro de actores en la más antigua de las emisoras de la provincia. Más tarde se presentó en Radio Juventud a un concurso de artistas noveles. Aunque su asistencia en el certamen era en un principio como participante, finalmente le engatusó la magia de la radio. Allí se quedó como alumna de un medio de comunicación cumpliendo cada una de las funciones que precisa una emisora en todo momento.

Pero su ambición y su empuje, demostrado hasta su muerte, en 1996, la llevaron a Madrid y Barcelona, donde tenía seguro su futuro. Su nueva vida no fue fácil y tuvo que discurrir entre uno y otro lado, además de tener que trabajar incluso hasta en Méjico. Finalmente se adueñó de las ondas radiofónicas y durante años fue una de las locutoras de referencia.

Las tardes y antes las noches, con Encarna Sánchez eran ya una necesidad para muchos radioyentes que esperaban cada día el momento de oir la voz enérgica de esta almeriense que tenía por bandera la realidad y la crítica. Fue una locutora envidiada y seguida, criticada y adorada. A su muerte dejó un vacío en las ondas de la COPE, donde estuvo durante muchos años.

Almerienses del siglo XX | Redacción ideal.es