JOSÉ ARTÉS DE ARCOS
Mecánico inventor

Artés de Arcos fue un alhameño nacido en 1893. Desde pequeño trabajó, siempre interesado por la mecánica. En Melilla perfecciona la profesión y en 1918 construye su primer invento, un motor rotativo. Ese año viajó a Barcelona, allí sigue formándose. En el 27 abre un taller de reparación de automóviles y empieza a inventar accesorios, unos 500, entre ellos la bocina de aspiración. Tras la Guerra Civil levanta una fábrica en la primera zona industrial de Barcelona con sus propias máquinas, y se relaciona con las primeras marcas de coches. En Almería crea varios talleres y dos fábricas, una de bloques de hormigón. Murió en 1985.

Almerienses del siglo XX | Redacción ideal.es