JUAN LUIS DE LA ROSA OÑA
Torero

El 8 de enero de 1953 Juan Luis de la Rosa tomaría la alternativa en la Plaza de Toros de Almería de la mano de su paisano Octavio Martínez Nacional. Fue uno de los toreros de la tierra, nacido en el centro de la capital almeriense en 1926, que comenzó su andadura en la provincia y que después correría plazas del resto del país.

Su primer encuentro en una corrida fue dentro de un espectáculo que se celebró en la Feria de Almería de 1941. Participó en la parte posterior a la cómica de ‘Los Bomberos de la Giralda’. Así empezó a lucirse y a levantar la expectación entre los aficionados del lugar que veían una gran figura en su persona como matador de toros. De novillero se recorre prácticamente toda la provincia dando muestras de su hacer, llega a Granada, se presenta en corridas en Melilla, Algeciras, Bilbao y Albacete.

En 1947 realizaría su faena por primera vez con picadores, fue el 18 de julio, le acompañaban Manolo González y Antonio Corona, con toros de Moreno Santamaría. Serviría la corrida como bautismo de sangre del que fuera unos de los grandes toreros de Almería. Salió de la plaza con una grave cornada en el muslo.

En Madrid se presentaría de inmediato, con apenas unas corridas con caballos, sería ese mismo año y también resultaría herido en una de sus faenas. No obstante, el público presente en la plaza madrileña sabría reconocer su valentía y su trabajo frente a los toros.

Como matador, después de tomar la alternativa estuvo en la localidad de Vista Alegre y en varias ocasiones en Almería. Una vez retirado de la arena de las plazas no se alejó de los ruedos, porque pasó a ser asesor de la plaza de Almería.

Almerienses del siglo XX | Redacción ideal.es