MIGUEL CANTÓN CHECA
Pintor

Fue cofundador del Grupo Indaliano, lo cual ya imprime cierto carácter en el mundo artístico. Nació el 7 de marzo de 1928 en Almería, formándose en su tierra, Madrid y la Facultad de Bellas Artes de Valencia. Asimismo es catedrático numérico de Dibujo en institutos de bachillerato. A los diecinueve años ya fue seleccionado para el VI Salón de los Once de la Academia d’Orsiana, después de enviar sus obras a la Exposición de Arte Español Contemporáneo de Bueños Aires (Argentina) en 1947 y figurar en los catálogos de la I Bienal Hispanoamericana de Sre de 1951, en Madrid.

Sin embargo esta rápida ascensión no le embriagó con la gloria repentina, y, por contra, le llevó a una entrega total y tenaz en el camino de la perfección, a una búsqueda del equilibrio velazqueño y la serenidad luminosa de la tierra que le vio nacer, con la luz y el color como grandes protagonistas.

De esta manera, sus cuadros se encuentran expuestos en distintos museos españoles, y en colecciones oficiales y particulares de Europa, América y Japón. Al respecto, el Museo Nacional de Arte Contemporáneo decidió en el año 1972 adquirir su obra Paisaje de Alboloduy. Esta calidad no podía más que verse reflejada en premios. Cerca de una treintena de galardones ha tenido que recoger Miguel Cantón Checa.

Individualmente ha realizado más de ciento treinta exposiciones, más la participación en ciento sesenta muestras colectivas. Unos guarismos impresionantes.

Libros e historias del arte dedican especial atención a este artista, casado y con dos hijas, que si-gue sorprendiendo en cada exposición, incorporando a su bagaje artístico la faceta de galerista.

Se trata, en fin, de un pintor con obra diversa en expresión, de arquitectónico dibujo y cromatismo valiente. Y, de nuevo, el color y su tierra presentes en la memoria.

Almerienses del siglo XX | Redacción ideal.es