JOSÉ MARÍN ORSA
Empresario

Tras 17 años como director del colegio Goya, de Almería, donde revolucionó el deporte del balonmano, iniciando en esta actividad a los niños desde temprana edad y llevando a la máxima competición el nombre del centro, es lógico que haya dejado una huella inolvidable en la sociedad.

Nacido en el año 1946, le sorprendió la muerte el pasado 3 de noviembre. Estaba casado y tenía dos hijos. Rafael Florido López estudiaba en invierno Económicas y durante el verano Magisterio. En su época de alumno universitario en Málaga se inició en el balonmano. Docencia y deporte supo transmitir a numerosas generaciones.

Almerienses del siglo XX | Redacción ideal.es