EMILIO GARCÍA GÓMEZ
Arabista (1905-1995)

Pieza clave en la historia del arabismo, no sólo por tantas obras trascendentales, sino también por sus dotes de organizador, su tenaz energía y solido prestigio mundial. Nació en Madrid en 1905 y en su ciudad natal estudió Filosofía y Letras. Con 21 años fue profesor auxiliar de cátedra y en 1927 obtuvo una beca para estudiar unos manuscritos arábigo-españoles en Egipto, Siria y Mesopotamia.

En 1931 le fue concedido el premio Fastenrath a propuesta de la Real Academia de la Lengua y cuatro años más tarde consiguió por oposición la cátedra de Lengua Arábiga de la Universidad de Granada, cargo que desempeñó durante 35 años, concretamente hasta el 4 de junio de 1970, fecha en la que fue recibido como Doctor honoris causa de dicha Universidad.

En Granada fundó la Escuela de Estudios Arabes junto con Miguel Ansín y Juan Ribera y también la correspondiente de Madrid y ligado a ella y a sus enseñanzas universitarias sacó la prestigiosa revista Al-Andalus. Su producción es muy intensa y de una calidad literaria sorprendente. Hay que destacar Poesía arábido-andaluza, breve síntesis histórica (1952) y Las jarchas romances en la serie árabe en su marco (1975).

García Gómez recibió el Premio Nacional de Historia de España (1990), el Príncipe de Asturias de Humanidades y fue director de la Real Academia de la Historia.

Granadinos del siglo XX | Redacción ideal.es