FRANCISCO AYALA GARCÍA-DUARTE
Escritor y ensayista (1906)

Corrían los primeros años del reinado en mayoría de edad del rey Alfonso XIII, cuando nuestro personaje vino al mundo, el 16 de marzo de 1906, en el seno de una acaudalada familia granadina, formada por el joven abogado Francisco Ayala Arroyo, hijo de un conocido magistrado que se retiró siendo presidente de la Audiencia provincial de Córdoba, y de María de la Luz García-Duarte González, la hija menor del catedrático de Patología y rector de la universidad granadina,, Eduardo García Duarte.

Junto a sus padres y hermanos, Francisco Ayala se trasladaría a vivir a Madrid a principios de la década de los años veinte, dejando todos atrás la vida y recuerdos en Granada. En Madrid, Ayala estudió Derecho y Filosofía Política y Sociología General en Alemania entre 1929 y 1930. En 1932 ganó la cátedra Sociología y Ciencias Políticas en la Universidad de Madrid, en la que enseñará entre 1933 y 1936, siendo éste también el periodo en el que más colaboró en La Revista de Occidente y en La Gaceta Literaria, dada su formación en el pensamiento de Ortega y Gasset.

Tras la Guerra Civil , en la que perdería a su padre y a uno de sus hermanos fusilados por las fuerzas nacionalistas,Ayala se exilióa la Argentina, concretamente a Buenos Aires, donde fundó la revista Realidad, publicó varias obras e impartió clases de sociología en la universidad de la Plata y El Litoral entre 1939 y 1950. Como consecuencia de la represión del régimen del General Perón, se instaló en Puerto Rico donde dirigió la conocida revista La Torre. Años más tarde se trasladaría a los Estados Unidos, donde ejerció la docencia de Literatura Española y de Sociología en las universidades de Princenton, Nueva York y Chicago.

En 1980, tras la muerte de Franco, se instaló en Madrid. Fue elegido miembro de la Real Academia Española de la Lengua en diciembre de 1983, en la que ingresó con el discurso titulado "La retórica del periodismo". A lo largo de su vida ha recibido numerosos galardones, entre los que merece destacar el Premio de la Crítica en 1972 por su novela El Jardín de las Delicias, el Premio Nacional de Novela y Narrativa en 1983 por su obra Recuerdos y Olvidos, así como el Premio Cervantes en 1991.

Granadinos del siglo XX | Redacción ideal.es