FRANCISCO DE PAULA VALLADAR Y SERRANO
Periodista (1852-1924)

Existe una creencia -no infundada- acerca del olvido en que Granada deja a muchos de sus hijos ilustres. Ese es el caso de Francisco de Paula Valladar, nacido el 16 de abril de 1852 en el barrio de San Matías, en casa que se conserva hoy. Es la suya una personalidad que se deja influir por la realidad que le rodea. Por eso, en principio, piensa seguir la profesión del padre -profesor de música- cosa que a la postre no cuajaría, aunque nunca abandonara totalmente ese mundo.

Cursa estudios de Bachillerato y hace algunas incursiones en el terreno de la pintura. Pero es el periodismo el espacio creador en el que Valladar tendrá más larga y fructífera trayectoria. Redactor-jefe de La Lealtad, colaborador en El Defensor de Granada. Su máximo deseo es poner en marcha su propia revista. Ese momento llega en 1884, con la salida a la calle de La Alhambra, unida ya a su nombre hasta el momento mismo de su muerte.

Todo el movimiento artístico y literario granadino es el gran eje sobre el cual gira esta publicación en un dilatado espacio de tiempo. Su labor periodística, que lleva adelante con protagonismo absoluto, no le impide participar en instituciones e iniciativas importantes para Granada. Tampoco elaborar trabajos de erudición, que siguen siendo consultados hoy.

Cronista de la ciudad, que le debe sus estudios sobre las fiestas del Corpus, la Capilla Real, la Alhambra, San Jerónimo y un largo etcétera. Valladar representa uno de esos granadinos que amó a su ciudad por encima de todo. Su muerte, en febrero de 1924, privó a Granada de uno de sus hijos ilustres.

Granadinos del siglo XX | Redacción ideal.es