MANUEL TORRES MOLINA
Redactor gráfico (1883-1967)

Como de él ha dicho Antonio Mora de Saavedra, Manuel Torres Molina fue un ejemplo de fotógrafo al servicio del periodismo, lo que hoy se conoce como un redactor gráfico. Pero ante todo fue un artista. Su legado, y por tanto su archivo, fue un monumento a la vida de la ciudad durante un dilatado período. Corresponsal de ABC, Blanco y Negro, La Esfera, Mundo Gráfico y Por esos Mundos, las enseñanzas y la escuela dejada por Torres Molina a través de su obra, aún son patentes. Desde sus inicios fundacionales Manuel Torres Molina estuvo enrolado en el servir a los diarios Ideal y La Hoja del Lunes. Y con su estudio y laboratorio profesionales alcanzó merecida fama.

Manuel Torres Molina nació en Granada el 29 de septiembre de 1883. De su tío José Torres García, tomó las primeras nociones sobre fotografía, dado que éste tenía un estudio fotográfico, establecido en la calle Mesones desde 1870. En 1905 monta nuestro personaje su primer estudio en la Acera del Casino, consagrándose con el continuador de la tradición de José Ayola.

Manuel Torres Molina fue el primer artista en su género que alcanzó, la que puede considerarse en mérito, la categoría de maestro, puesto que en 1916, una Real Orden del Ministerio de Instrucción Pública, creaba la primera escuela de fotografía que dirigiría. Quedó al amparo de la Escuela de Artes y Oficios de Granada, con el título de taller de Fotografía Artística, en la que Manuel Torres Molina impartiría docencia hasta 1953, labor en la que luego continuaría su hijo Juan. Manuel Torres Molina está considerado como uno de los grandes maestros del arte fotográfico nacional.

Granadinos del siglo XX | Redacción ideal.es