Registro Hemeroteca

en
 
Algarinejo 
 

AMPLIAR  
ALGARINEJO EN CIFRAS
- Superficie: 93 Km²
- Distancia de Granada: 85 Kms.
- Altitud: 602 m.
- Población: 4751 hab.
- Gentilicio: Algarinense
HOSTELERÍA
- Alojamientos:
- Restauración: 1 
 
HISTORIA
Los orígenes de Algarinejo, población cuya historia y desarrollo se ha visto secularmente condicionada por unas muy difíciles comunicaciones, se remontan a la existencia de unas cuevas que servían como refugio ocasional a pastores de la zona y que eran conocidas como Algarín y fueron citadas por Alfonso XI en el Libro de la Montería. Posteriormente hay noticias escritas de que sus tierras pertenecieron a Pedro de Montalbán hasta 1578 y después fueron confiscadas por la Inquisición y vendidas a Francisco de Lison, vecino del fronterizo Montefrío. De cualquier modo es evidente, por las huellas, que en la época árabe tuvo cierta importancia dada su ubicación geográfica serrana.

FIESTAS
Las fiestas populares y patronales, en honor de Nuestro Padre Jesús Nazareno, se celebran en los primeros dias del mes de septiempre y se conocen como Feria Grande. A finales de julio, sin embargo, tiene lugar la que se denomina Feria Chica y el 25 de abril se organiza una romería en honor de San Marcos. También tiene cierto relieve la celebración de la festividad de San Isidro Labrador.

LUGARES DE INTERÉS
Merece destacarse la iglesia parroquial de Santa María la Mayor, en el centro del pueblo, que conserva ricos e interesantes retablos neoclásicos. También la denominada Torre Pesquera, estructura defensiva algo compleja que se compone de una gran torre semicircular y otra rectangular junto a una muralla, en cuya falda quedan restos de los muros de acceso al complejo. Está situada en el núcleo Fuentes de Cesna, sobre una elevación en el arroyo Pesquera que es afluente del Genil. El castillo de Cesna, en la margen derecha del río Genil, desde el que se domina una magnífica perspectiva del pantano de Iznájar. Y desde luego la ermita del Santo Crísto, la construcción más antigua de la zona, que data del siglo VIII. Peculiaridades Para acceder a Algarinejo es necesario superar numerosas, pronunciadas y estrechas curvas. Pertenece a la zona norte de la comarca del Poniente granadino, está situado al pie de la cordillera Subbética cordobesa y tiene una gran tradición olivarera que se empezó a fraguar en los tiempos de la dominación árabe, de la que también se conserva una estructura urbana de calles angostas. El término municipal tiene dos núcleos de población además del central que son La Viña y Fuentes de Cesna, así como varios cientos de cortijos que se encuentran diseminados por todo el territorio y alguno de los cuales merece la pena visitarse al tratarse de claros ejemplos de arquitectura tradicional para guardar grano, animales y útiles de labranza, además de servir como vivienda.

GASTRONOMÍA
HERENCIA DE SABORES ANTIGUOS La comarca, debido a sus antiguas comunicaciones, mantuvo inéditos ciertos platos y fórmulas cocineriles, muchas de ellas herencia de sus antiguos pobladores, los árabes. Esto le dan gran autenticidad a sus elaborados y creaciones populares. Tierra de secano es pródiga en garbanzos, cereales y un olivar centenario que produce un excelente aceite de oliva virgen extra muy valorado por la gastronomía actual. El rio Genil y el cercano embalse surten a veces de especímenes de salmónidos como el barbo, si bien su riqueza coquinaria se basa en recios guisos de invierno, como el potaje de garbanzos o fresca Porra y Ajoblanco para el verano. Sopa de calabacines con fideos, barbo en salsa verde, y en dulces son característicos los roscos, Palotes, tiras de harina amasada con canela, azúcar, huevo y leche, después fritos. Los higos se secaban al sol y para conservarlos se envolvían en hojas de higuera, atadas con un cordel y se colgaban en un sitio seco y con poca luz, de diez a quince días. Pan de higo. 1Kg de higos de buena calidad Semillas de anís Semillas de hinojo Una taza de aguardiente de anís Elaboración Escaldar los higos en agua caliente y después partir colocando la piel hacia abajo. Poner los higos en un almirez o mortero, una capa de higos y otra de semillas y un poco de licor. Aplastar con la maza del mortero y seguir hasta llenar el mortero, que sirve de molde. Sacar con cuidado, (ha de estar muy prieto), colocar en placas de horno y hornear a temperatura suave hasta secarlos.
 


 
Vocento

Contactar | Mapa web | Aviso legal | Política de privacidad | Publicidad | Master de Periodismo | Club Lector 10 | Visitas a Ideal

 

· Abc.es · El Correo Digital · Hoydigital · Larioja.com · NorteCastilla.es

· Diariovasco.com · Elcomerciodigital.com · Idealdigital · SUR Digital · Las Provincias Digital

· Ozú · Eldiariomontanes.es · La Voz Digital · Laverdad.es · Punto Radio

· hoyInversión · hoyCinema · hoyMotor · infoempleo · Autocasión