Registro Hemeroteca

en
 
Guajares (Los) 
 

AMPLIAR  
GUAJARES (LOS) EN CIFRAS
- Superficie: 90 Km²
- Distancia de Granada: 62 Kms.
- Altitud: 280 m.
- Población: 1246 hab.
- Gentilicio: Guajareños, Guajaralteros o Faraguleros
HOSTELERÍA
- Alojamientos:
- Restauración: 3 
 
HISTORIA
Los Guájares reciben su nombre del vocablo árabe Wa-run, que significa abrupto, escarpado, de difícil acceso. Faragüit, por otro lado, quiere decir jardín escondido; allí están la cabecera del municipio y el Ayuntamiento, y se sitúa por encima de Fondón y por debajo de Guájar Alto. A orillas del río de la Toba, también llamado de la Sangre por las batallas que tuvieron lugar en sus orillas. Sus primeros pobladores parece que fueron almohades que vivían en alquerías, donde hoy están los cortijos de la Bernardilla y Guájar la Vieja, y dependían jurisdiccionalmente del núcleo Motril-Salobreña en torno al río Guadalfeo. Cuando la conquistaron los cristianos, en el siglo XV, se produjo una fragmentación ya que Faragüit fue entregada a Luis de Portocarrero, señor de Palma, y Fondón, más tarde, a Juan de Ulloa. La represión contra los moriscos, a cargo del marqués de Mondéjar, resultó especialmente cruenta en esta zona pues muchos fueron pasados a cuchillo o despeñados por los tajos y los demás, expulsados. Más tarde se procedió a la repoblación de los lugares con colonos procedentes de otras regiones.

FIESTAS
Municipio formado por tres núcleos de población, cada uno de ellos tiene sus propias fiestas patronales aunque todas en el mismo mes de agosto: Guájar Fondón durante el primer fin de semana, en honor de San Antonio; Guájar Faragüit, entre el 9 y el 11 dedicadas a San Lorenzo; Guájar Alto, del 14 al 16 a la Virgen de la Aurora. En Fondón, además, hay procesión en la festividad de San Valentín, el 14 de febrero, y celebraciones generales en el día de la Cruz, el Corpus y la Candelaria.

LUGARES DE INTERÉS
Lo más destacado de Los Guájares es El Castillejo, poblado fortificado almohade del siglo XIII del que se conservan numerosos elementos que han permitido su estudio. Estuvo habitado por gente humilde, agricultores y productores de seda, y en el siglo XVI los moriscos hicieron allí una mezquita. En Guájar la Vieja hay restos de un poblado con necrópolis y en el llamado Tajo Fuerte, de una fortaleza árabe. Cada núcleo tiene su iglesia parroquial antigua: Fondón, la de San Antonio de Padua, de comienzos del XVII después de que la primera, levantada sobre una mezquita, fuera incendiada por los moriscos para matar a los soldados cristianos que se habían refugiado en ella; en Faragüit la de San Lorenzo, del siglo XVI y estilo mudéjar con retablo barroco; y en Guájar Alto la de Nuestra Señora de la Encarnación, también del siglo XVI pero reconstruida en el XIX tras el terremoto de Alhama y con retablo neogótico Peculiaridades Los tres núcleos mantienen una clara tipología árabe, y ofrecen multitud de posibilidades para practicar senderismo y disfrutar de la Naturaleza, como el Barranco del Girón, la Poza de Guájar Alto, donde es posible el baño. Se mantienen varias tradiciones: en la Candelaria, el 2 de febrero, es costumbre pasar el día en el campo y comer palmitos; en el Corpus se hacen altares y se velan toda la noche; el día de Todos los Santos acuden unos mayordomos al cementerio y a cambio de limosnas rezan a los difuntos, en la fiesta de la Cruz se suele comer en el campo, y en la festividad de la Virgen de la Aurora se celebra un rosario al alba con cánticos de letra muy antigua.

GASTRONOMÍA
TRES ERAN.. Y SON, TRES. Guajareños, Guajaralteros o Faraguileros son los nombres que reciben estos tres pueblos, deliciosos, situado a pocos kilómetros unos de otros, Guajar Alto, Faragüit y Fondón se entrecruzan e intercalan infinidad de propuestas coquinarias. Ya sea en uno o en otro se pueden degustar embutidos caseros, ollas y pucheros para los inviernos, ensaladas de tomates secados, orejones, migas, remojón típico con naranjas, tan buenas por el pueblo donde también se producen rutilantes granadas. Cada vez aparecen más los subtropicales y no se pierda un choto en salsa por la zona. Choto al ajillo 2 kg de choto Vino blanco 1 vaso de aceite de oliva virgen extra 3 cabezas de ajo Pimienta Elaboración Se limpia y parte el choto en trozos pequeños, con hueso y todo. En una sartén amplia de hierro se echa el aceite y una vez humeante se echan los ajos partidos dándole un vuelta y vuelta. Una vez dorados se le añade el choto, previamente con su toque de sal y se va removiendo continuamente. Al rato echar la pimienta y rehogar a fuego lento, con calma. Cuando la carne toma su color, añadimos el vino blanco, más o menos a voluntad, pero dentro de un orden, y lo dejamos consumir, mojando sopas de pan casero de vez en cuando para comprobar como llevan el punto. Y a veces, lo mejor " la conversación que tiene el choto".
 


 
Vocento

Contactar | Mapa web | Aviso legal | Política de privacidad | Publicidad | Master de Periodismo | Club Lector 10 | Visitas a Ideal

 

· Abc.es · El Correo Digital · Hoydigital · Larioja.com · NorteCastilla.es

· Diariovasco.com · Elcomerciodigital.com · Idealdigital · SUR Digital · Las Provincias Digital

· Ozú · Eldiariomontanes.es · La Voz Digital · Laverdad.es · Punto Radio

· hoyInversión · hoyCinema · hoyMotor · infoempleo · Autocasión